Desperdicio textil vs moda circular

La organización global Fashion Revolution dedicada a formar una industria de la moda enfocada en la conservación del medio ambiente, indicó en su último reporte que la industria de la ropa es responsable de generar 92 millones de toneladas de desperdicios sólidos al año en el mundo, lo que convierte a este sector en el segundo más contaminante, después de la industria petrolera. 

Siendo parte de esta industria, tanto como consumidora y productora, es importante primero comprender y luego crear consciencia sobre a donde van nuestros residuos textiles, es decir, a donde termina la ropa que dejamos de usar.

Para empezar, debemos recordar que desde sus inicios la humanidad generó un proceso lineal de consumo y deshecho. Sin embargo, conociendo la gran cantidad de avances tecnológicos que poseemos en la actualidad, un proceso lineal de deshechos es realmente arcaico y ya ha sido reevaluado para transformarse en un proceso de movimiento circular.

 Lo que usamos no puede terminar apilado en algún rincón del planeta, esto no es sostenible, ya todos lo sabemos. Ahora, lo que nos queda es trabajar para convertir este consumo circular en tendencia, debe ser lo mainstream para nuestra generación.

 ¿Cómo darle una segunda vida a tu ropa?

Para fomentar este movimiento circular de consumo con nuestras prendas, podemos tomar una de distintas opciones.

  1. Consume solo lo que necesites. No compres ropa que no vayas a usar. El sistema capitalista cambiará con nosotros, si hay menos demanda, la oferta bajará, se producirán las cantidades adecuadas para el mercado y no una sobre producción que tanto daño le hace a nuestro planeta.
  2. Cuando tu ropa llegue al fin de su vida útil para ti, sea porque ya no te gusta o no te queda, dale una segunda vida. Regala, dona o vende tus prendas a alguien que las necesite, que las pueda usar y disfrutar.
  3. Finalmente, conviértete en un consumidor responsable y curioso. Tenemos el derecho y el deber de investigar y exigir que nuestras prendas sean hechas bajo los mejores procesos de consumo responsable.

Para apoyar este consumo responsable, en Biota producimos todas nuestras prendas con textiles compuestos de materiales reciclados: PET proveniente de botellas de plástico post-consumo y residuos de textil de algodón. 

 Al usar poliéster reciclado le damos una segunda vida a un material que no es biodegradable y que de otra manera terminaría en un vertedero o en el océano. De esta manera, estamos prolongando la vida útil de los vertederos y ayudando a promover nuevas corrientes de reciclaje para la ropa de poliéster que ya no se puede usar. 

Además, desde Biota estamos felices de anunciar que hemos logrado una nueva alianza con Reaceico, una empresa barranquillera dedicada al reciclaje responsable. Si tu prenda Biota llega al fin de su vida útil o ya no es funcional, ingresa aquí para solicitar la recolección. Ellos recibirán tus prendas y las reciclarán para darles una nueva vida útil, creando objetos completamente nuevos como traperos y trapos.

No te quedes por fuera de esta nueva tendencia. Haz parte de el movimiento circular por nuestro planeta.

Deja un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados