Lavar separadamente con agua fría y a mano. No usar detergentes ni usar blanqueadores. No restregar ni retorcer. No secar al sol ni en secadora.